Lunes, 10 de Agosto de 2020

Se abre el escenario final

La RFEF plantea una posible solución

La RFEF en la tarde de ayer abrió el escenario que vaticinan como más probable para poder finalizar la temporada en curso, tras la suspensión por temporal que está viviendo el fútbol español.

El presidente Luis Rubiales tras reunirse con el CSD contactó con los presidentes, a los cuales les expuso el formato por el que apostaría la RFEF. Las competiciones en las que se aplicaría serían la Segunda B, Tercera, las competiciones de ámbito estatal del fútbol femenino y fútbol sala, así como la División de Honor Juvenil y la Liga Nacional Juvenil.

El primer punto interesante es la desaparición de los descensos en el curso 19/20, un tema que se compensaría en las siguientes tres o cuatro temporadas, en función al número de participantes que hubiera en cada grupo.

El segundo punto hace referencia a los ascensos. Las ligas regulares se darían por finalizadas, disputándose un playoff a partido único para conocer que equipo promociona a la siguiente categoría.

El segundo punto sin lugar a dudas es el que más controversia genera, ya que no especifica quien participaría en dicha fase de ascenso, debido a que al ser una posible decisión tan global, muchos podrían ser los equipos agraviados por la situación a falta de treinta puntos a disputar.

Probablemente en Segunda B se mantendría el formato de competición actual de la fase de ascenso, es decir los campeones se enfrentarían entre ellos, mientras que los segundos, terceros y cuartos jugarían desde cuartos de final, añadiéndose en semifinales los perdedores de la fase de campeones, todo ello a partido único. Todo ello siempre y cuando se aceptase la propuesta, aunque a día de hoy ya existan voces discrepantes de clubs que actualmente no ocupan plaza de playoff y alegan que restando diez partidos por jugar existían posibilidades matemáticas de clasificarse.

Respecto a la tercera división las teorías son mucho más abiertas. Una de ellas es que los cuatro primeros de cada grupo jugarían a partido único un formato semifinal y final para el ascenso, resultando que se producirían dieciocho ascensos, uno por cada liga. Otros apuntan que se jugaría dicho formato pero añadiendo cuartos de final, haciendo participes a los equipos clasificados entre el quinto y el octavo, ya que restando treinta puntos por competir las opciones de muchos de ellos por llegar a las posiciones de playoff eran existentes.

Respecto al fútbol regional las federaciones territoriales deberán ser quienes propongan la solución, si bien es cierto que existe sobre la mesa la opción de dar las ligas por anuladas.

La FFIB estudia un posible escenario de ascender a los primeros clasificados como serían el Cardassar en Preferente, Alquería en Primera Regional y el Arta en Segunda Regional, aunque dicha solución es compleja ya que también en las categorías de Preferente existen campeones en Menorca e Ibiza, además de faltar por disputarse prácticamente un tercio de la temporada en las distintas ligas.

Todo ello no tiene fecha para iniciar a disputarse, como bien remarcó la RFEF se jugará cuando las condiciones sanitarias sean las más seguras para retomar la competición.

Uso de cookies
Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario, realizar análisis estadísticos sobre su utilización y mostrar publicidad que pueda ser de su interés. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del AVISO LEGAL, incluida la Política de Cookies. Pulse Aceptar para dejar de visualizar este mensaje. Aceptar